Aunque no es una medida obligatoria en la mayoría de los casos, tener una web segura mediante un Certificado SSL es una medida que deberías de tomar si quieres destacar de tu competencia y generar confianza en los usuarios de tu web.

Que es un Certificado SSL

Pero antes de seguir, quiero aclarar (por si aún no lo sabes) lo que es un Certificado SSL. En resumen, un Certificado Secure Sockets Layer es un título digital que autentifica un sitio web, además de aplicar en él un sistema de encriptación para hacer que la conexión entre el navegador del visitante y la página web sea lo más segura posible.

Para explicarlo de una forma más resumida, la Certificación SSL hace que los usuarios puedan navegar seguros e interactuar (rellenar un formulario, etc…) en un sitio web sin que esa conexión pueda ser rastreada por un tercero.

Para saber si estamos navegando en un sitio seguro y que está en poder de su correspondiente Certificado, debemos fijarnos en que la URL por la que navegamos empieza por https:// en vez de http:// (además de que las páginas con SSL muestran las primeras letras en verde).

Tipos de Certificación SSL

Este tipo de Certificados se pueden clasificar a la vez en tres tipos bien diferenciados, en función del grado de seguridad que ofrecen.

El más básico es el Certificado SSL con validación de dominio. Es el SSL más económico que puedes encontrar. De hecho muchos Hosting lo ofrecen de forma gratuita en sus planes básicos. En  este tipo de Certificación no se inspecciona la identidad del propietario de la web, pero la encriptación si es efectiva, por lo que se puede navegar con garantías.

El siguiente tipo de SSL, por orden de seguridad es el Certificado SSL con validación de organización o empresa. Además del sistema de encriptación, este Certificado se consigue comprobando el derecho del dueño del sitio web a usar el dominio específico. Además, la organización o empresa que lo solicita debe pasar por una inspección.

Por último, existe el Certificado SSL con validación ampliada. Para acceder a este tipo de SSL, la organización o empresa solicitante debe pasar ciertas especificaciones. Una de ellas es comprobar la existencia jurídica, física y operativa de la entidad. También se verifica el derecho de la entidad o empresa a poder usar el dominio específico, etc…

Este último Certificado SSL es el que usan principalmente los bancos, en los que la primera parte de la URL la muestran los navegadores en color verde, con lo que además de aumentar la seguridad, el cliente se siente más seguro navegando en este tipo de sitios.

Por qué es importante disponer de un Certificado SSL

Después de lo expuesto, está claro que la principal ventaja de disponer del Certificado SSL en un sitio web es la confianza con la que el usuario puede navegar en dicho sitio web. Hoy en día la seguridad cada vez está más cuestionada en internet, por lo que es una manera de ofrecer confianza a nuestras visitas.

Si tienes una tienda online ya sabrás lo importante que es el Certificado. Además de generar confianza en los posibles clientes, se hace casi obligatorio a la hora de publicitar la propia tienda.

Una de las formas de publicitar los artículos de una tienda online en Google es a través de Merchant Center, su plataforma de publicidad enfocada a los comercios en línea. Antes de poder subir un producto a dicha plataforma Google te “obliga” a obtener un Certificado SSL que esté operativo en las páginas donde los clientes tienen que escribir sus datos personales.

Otra de las ventajas de tener una web con SSL es la de obtener mejores resultados en el posicionamiento SEO. Ya sabes que dentro del posicionamiento web Google mide más de 200 parámetros de todos los sitios que indexa, aplicando su maravilloso (y secreto) algoritmo. Pues bien, el Certificado es uno de esos parámetros. Eso no quiere decir que al instalar el Certificado a un sitio web ya aparezca el primero en las búsquedas, pero ayuda a subir posiciones.

La imagen que transmite un sitio web sin Certificado cada vez está más cuestionado. En las nuevas versiones de la mayoría de los navegadores se muestra un pequeño círculo con un signo de exclamación cada vez que se accede a una web sin SSL. Incluso al clicar en el circulito parece el mensaje “tu conexión en este sitio no es segura”.

Esto no es más que la constatación que en el futuro, todos (o casi todos) los sitios web deberán llevar su Certificado SSL, por lo que te animo a que no seas el último en implantarlo.

Comparte en tus redes sociales ...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter